Español | English
Main Contents arrow Landscape Units arrow AMBA arrow Geoforms
Sorry, up to now this content is only available in Spanish.
Hábitat
ANTECEDENTES

El AMBA, o la "Buenos Aires Metropolitana" -como la denomina Pedro Pírez- constituye un territorio de más de 200.000 hectáreas, 10 veces mayor que la superficie de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Como ha sucedido en todo el mundo la transformación de las actividades productivas y los modos de vida contemporáneos han originado la predominante urbanización y la concentración de la población en grandes ciudades.

La Buenos Aires que hoy conocemos constituye un apretado conglomerado de actividades productivas, de intercambio y residenciales unidas por redes de transporte y vías de comunicación que le permiten un funcionamiento integrado en ritmos cotidianos.

El desarrollo de Buenos Aires atravesó sucesivos límites jurisdiccionales ocupando el territorio rural circundante e integrando localidades menores que quedaban dentro de su área creciente de influencia, como ilustran los esquemas de densidad de población precedentes. De la ciudad aldeana de menos de 2000 manzanas, y alrededor de 180 mil habitantes, a la actual metrópolis, 100 veces más extensa y con más de 12 millones de habitantes, el asentamiento sufrió múltiples transformaciones.

Con respecto a la estructura socio-urbana, los estudios que el Arq. Horacio Torres encaró sobre el espacio urbano del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), a lo largo de las últimas 4 décadas, aportaron un conocimiento profundo sobre la estructura socioterritorial y sus transformaciones. A partir de ellos, pueden delimitarse en el proceso de formación del AMBA dos grandes períodos que muestran dos modelos de características contrapuestas la suburbanización anterior a 1914, que se expande a partir de un núcleo central que constituye la primera residencia – en condiciones de extremo hacinamiento – de la masa migratoria que fue la base del alto crecimiento urbano del período y los procesos de estructuración urbana que cobran importancia desde mediados de la década de 1930 cuyas características distintivas son:
a) una intensa suburbanización;
b) una progresiva ocupación del espacio suburbano por los grupos de menores recursos;
c) una difusión masiva de la pequeña propiedad urbana;
d) el desarrollo de un original medio de transporte, el colectivo, de rápido crecimiento que contrasta con los otros modos de transporte y;
e) la existencia de políticas de tipo redistribucionista que tienen efecto sobre la política de vivienda y transporte e indirectamente sobre los procesos de estructuración espacial.

El “mapa social” resultante pone en evidencia tres características básicas, consolidadas a lo largo de varios períodos intercensales: una preeminencia del norte sobre el sur, una preeminencia del centro sobre la periferia y una dominancia de los ejes principales sobre los espacios intersticiales.

Con respecto a la densidad de ocupación del territorio ésta se mantuvo dentro de un rango de entre 50 y 100 personas por hectárea aproximadamente. La variación en el tiempo de las densidades debe ser analizada en el marco de los cambios sociales, económicos y tecnológicos que se sucedieron en la evolución de Buenos Aires.

Se observa que el primitivo casco urbano aldeano se extiende con dificultad debido a las carencias de infraestructura especialmente de movilidad y la población se concentra en un denso tejido urbano que en 1895 alcanza el nivel mas alto de densidad de su historia, superando los 100 habitantes por hectárea. A partir de ese momento debido a las mejoras en el sistema de transporte (extensión y mejora de la red tranviaria) y los loteos accesibles para la población trabajadora comienza una primera etapa de expansión suburbana que ocupa el resto del actual territorio de la Ciudad de Buenos Aires y avanza sobre la primer corona de partidos del Gran Buenos Aires, disminuyendo las densidades medias metropolitanas.

El proceso de expansión suburbana con bajas densidades continúa entre 1940 y 1970, etapa de industrialización sustitutiva y segunda oleada inmigratoria ahora de población del interior y países limítrofes. Se basa en un modelo de crecimiento urbano subsidiado (Ferrocarriles del Estado y combustible barato para el colectivo) y loteos periféricos, llegando la densidad su punto mas bajo: 56,3 habitantes por hectárea.

Posteriormente, al agotarse el modelo de industrialización sustitutiva la curva de crecimiento de la población metropolitana comienza a caer y por primera vez la mayor aglomeración del país crece con una tasa menor que el resto de la población urbana. En esta etapa se revierte el modelo de subsidios ocultos al crecimiento urbano por expansión (el boleto de colectivo aumenta mas que el resto de los consumos urbanos), y la densidad comienza a marcar un aumento entre 1970 y 2001.

En la última década la ciudad pasa de una densidad promedio de 62,5 a 66,6 personas por hectárea, continuando la tendencia de aumento que comienza en el período 1970-80. Sin embargo el comportamiento no es homogéneo registrándose el aumento de densidad en las áreas periféricas, anillos 4 y 5, mientras en las áreas centrales la densidad disminuye: anillos 0, 1, 2, y 3. Como puede observarse el patrón de densidades presenta un fuerte gradiente decreciente desde el centro a la periferia. Con la particularidad del descenso de la densidad en los núcleos centrales principales por el cambio en los usos de suelo, al ser reemplazados los usos residenciales por usos de comercio y servicios altamente especializados.


Actualización 2010 patrocinada por:
Ver sitio de la Agencia de Protección Ambiental

bajar el Calendario 2010

Este atlas se encuentra en permanente actualización, cualquier sugerencia contáctenos. Fecha de última modificación 31/12/2010.
| Términos y condiciones de uso | Política de Privacidad | Copyright © 2004-2009 Atlas Ambiental de Buenos Aires

Premios Matear 2007

Reconocimiento Pre Mate.ar de la Región Pampeana 2007
Estado e Información Pública
Premios Matear 2007
Premio SCA-CPAU
XII BIenal de Arquitectura Argentina - 2008