Español | English
Inicio arrow Unidades de Paisaje arrow AMBA arrow Producción

PRODUCCIÓN URBANA
Gustavo A. Mosto

La Región Metropolitana de Buenos Aires constituye el ámbito de concentración de población y actividades más vasto del país. Su fuerza política y productiva ha consolidado un entramado económico y urbano cuya dimensión no tiene parangón en el resto de la Argentina. Se trata de un área que, en menos del 1% del total del territorio nacional, concentra un tercio del total de la población y genera aproximadamente un 50% del producto bruto interno.

Su conformación es el resultado de distintas fuerzas de agregación, movilizadas por la irradiación de un punto nuclear: el puerto y ciudad de Buenos Aires. El mapa en el gráfico interactivo sobre estas líneas, que muestra la cantidad de locales ilustra la neta primacía que registra el distrito federal con respecto a las restantes jurisdicciones de la aglomeración.

Desde su génesis, distintos modelos de utilización de los recursos y de ocupación del espacio se conjugaron en cada uno de los momentos de la historia económica del país, para dar lugar al proceso que hizo que la Buenos Aires del siglo XIX se transformara en una de las mayores áreas metropolitanas del mundo.

Su evolución económica se asocia a la industrialización del país, ya que es su principal aglomerado productivo y poblacional, en tanto su evolución fragmentaria y desarticulada se corresponde con los caracterizados ciclos "Stop-Go" de la economía nacional, los que son en parte producto de los recurrentes cambios de política económica, orientados a recuperar el equilibrio o a reducir las brechas o desequilibrios de las principales variables macroeconómicas.

Como resultado de ello, la interrupción reiterada de las políticas públicas activas que se han ensayado ha impedido el ensanchamiento constante del mercado interno, dando por resultado una industrialización sin una estrategia de largo plazo. Esto, sumado a la dificultad para cubrir las necesidades de infraestructura, imprescindibles para no introducir otras restricciones al proceso de desarrollo, han sido las principales causas de la evolución caótica y poco competitiva de la economía en general.

A nivel global, su evolución mostró los vaivenes de las políticas económicas adoptadas y la crisis de la deuda externa que se sucedieron desde mediados de los años ’70 hasta promediar la presente década.

Durante el último lustro, la renegociación de la deuda y la mejora de los precios internacionales de las principales commodities exportadas por el país ha generado un reflujo positivo para la región, particularmente en el sector de la construcción, apalancado por la transferencias de ahorros que antes se derivaban al sector financiero (afectado por la crisis de principios de siglo) e inversionistas de escala mundial atraídos por áreas de mayor visibilidad internacional como Puerto Madero en la Capital Federal.

La fisonomía de la RMBA conserva rasgos propios y atípicos con respecto a cualquier otro aglomerado del país y mantiene su preeminencia relativa en términos absolutos, con notables heterogeneidades en relación al interior del mismo, tal como ilustra el mapa en relación al indicador de cantidad de locales destinados a actividades productivas por cada 10.000 habitantes según jurisdicción. Si la cantidad de locales no es un indicador tan representativo como el de empleos o el de valor agregado, es el único disponible del Censo Nacional Económico 2004.
El mapa muestra que nuevos nodos con dinamismo propio, como Campana, Pilar y Escobar, se apartan de la fuerza centrípeta de la Ciudad de Buenos Aires y van consolidando un tejido urbano multiforme, lo que estaría confirmando el desplazamiento de algunas actividades al tercer y cuarto cordón, particularmente en el Norte de la RMBA.

Si bien la crisis de endeudamiento del año 2000 dio lugar a un cambio de política monetaria y cambiaria, que junto con la mencionada mejora en los precios de las commodities generan nuevas condiciones favorables para la recuperación productiva local, la actual distribución del ingreso, fuertemente regresiva, condiciona la expansión del mercado interno como motor del crecimiento.

A pesar de ello, este cambio de estrategia basado en un tipo de cambio competitivo, y el consenso generalizado de la importancia de los superávits comerciales y fiscales para sostener el crecimiento implican un punto de inflexión de algunos de los rasgos característicos de la evolución económica de las últimas décadas. Ello se podrá identificar en forma completa a partir de una conveniente caracterización de la estructura productiva actual, para lo cual es necesario contar con los datos de empleo y producción por jurisdicción del Censo Nacional Económico 2004/2005, ya que permitirán identificar el volumen de la actividad económica por sector de actividad y localidad. No obstante los datos disponibles de locales con actividad económica están indicando la mejor situación relativa del norte de la RMBA, particularmente Pilar, Escobar, Campana y Zárate que, por su ubicación estratégica en el eje fluvial del MERCOSUR y la subsiguiente radicación de parques y grandes establecimientos industriales, muestran un crecimiento significativo de la actividad industrial, comercial y de servicios.

Por el contrario, la primera corona y la Capital Federal presentan caídas importantes en la cantidad de establecimientos, aunque éstas pueden deberse en parte al proceso de concentración económica y espacial (hipermercadización), lo cual se dilucidará cuando estén disponibles los datos censales sobre puestos de trabajo y valor de la producción del año 2004, para la región.

El proceso de innovación tecnológica y el alto nivel de incertidumbre que se desarrolla en ciertas actividades favorecen la permanencia en un entorno de la aglomeración de la RMBA. A las empresas que enfrentan inestabilidad competitiva, la diversidad de recursos que encuentran en la región metropolitana les permite disminuir costos de adaptación; por ello, están dispuestas a pagar más por el suelo urbano.

Esta inestabilidad competitiva que puede estar dada por la alta estacionalidad, por cambios rápidos de productos o por una demanda con alta variabilidad, como las actividades de alta costura, productos electrónicos, software, editoriales e imprentas, son las que posicionan particularmente a la Capital Federal como centro de atracción de empresas con estas características. En este sentido las iniciativas de desarrollo local de las principales jurisdicciones de la región prestan especial atención a la promoción de áreas de alta tecnología, por ejemplo, la Ciudad de Buenos Aires a través de la creación de un distrito tecnológico que fomenta la localización de empresas de informática y comunicaciones en barrios de la zona sur de la Capital Federal.

La diversidad de recursos en materia de provisión de bienes y servicios y el perfil de alta diferenciación de la mano de obra disponible permite a Buenos Aires disminuir los costos de adaptación de las empresas innovadoras. Son esas empresas y no las que operan en mercados maduros las que están más dispuestas a localizarse en la Capital Federal.

Por su parte, es previsible que el Conurbano conserve sus rasgos propios y atípicos con respecto a cualquier otro aglomerado del país ya que, no obstante el desaliento y el estancamiento de la economía, ha mantenido su preeminencia relativa en términos absolutos, aunque profundizando sus heterogeneidades internas.

En este contexto, el relanzamiento productivo de la RMBA en el marco de una estrategia de desarrollo nacional coherente, constituye un desafío cuya respuesta exige partir de un conocimiento exhaustivo de la realidad económica de la región a nivel sectorial y espacial, y de las tendencias que han gobernado su evolución en las últimas décadas.

Metodología de trabajo

El análisis de la estructura productiva de la RMBA se ha realizado a partir de datos provisorios del Censo Nacional Económico 2004/2005 referidos a la cantidad de locales, analizando los patrones de localización de ocho ramas industriales y doce sectores de actividad, incluyendo entre estos últimos a la industria en su conjunto.

La información disponible compuesta por un total de 1.4 millones de locales con actividad económica de todo el país (sin incluir las extractivas), de los cuales 474 mil pertenecen a la RMBA, permite realizar una primera aproximación a la intensidad de localización de las principales actividades económicas de la región con relación a la nación y el perfil productivo de cada jurisdicción dentro de la RMBA. Esta primera caracterización de perfiles productivos deberá ser complementada una vez que se publiquen los datos de empleo y valor de la producción del Censo Nacional Económico 2004/2005.

La metodología de trabajo comprende el análisis de:

a) La localización relativa de cada sector de actividad y rama industrial de la RMBA respecto a los totales nacionales y la participación de las ramas y sectores dentro de la estructura productiva de la región. Los datos permiten determinar, por ejemplo, que la RMBA contiene el 46% de los locales de empresas textiles, cuero, calzado y de papel e imprenta del total del país y a su vez que estas ramas de actividad industrial representan el 12% y el 10% respectivamente de los locales industriales de la región.

b) La presencia de locales de los diferentes sectores de actividad económica y ramas industriales en relación a la población residente. Para ello se utilizó como indicador el conciente entre la cantidad de locales de cada jurisdicción y la población de dicha localidad. Este indicador permite una primera aproximación a la identificación del carácter importador o exportador de mano de obra. En efecto, se observa que partidos como General San Martín y Tres de Febrero son claramente importadores de mano de obra de otros partidos ya que se posicionan reiteradamente con los mayores índices de densidad de locales en relación a su población. Como contraposición, Almirante Brown y Florencio Varela son predominantemente exportadores de mano de obra ya que generalmente se ubican con bajas cantidades de locales con actividad económica en relación a su población. Este indicador deberá ser perfeccionado oportunamente con la disponibilidad de datos de empleos en relación a la cantidad de población.

c) La incidencia en las actividades económicas en las Juridicciones. Con este indicador se pretende identificar un primer grado de especialización productiva de las diferentes localidades de la RMBA, analizando el porcentaje de participación, en primer término, de los grandes agrupamientos “industria, comercio y servicios”, y luego, de la participación de 12 sectores de actividades en la estructura productiva de las jurisdicciones. Finalmente, la actividad productiva “industria” se desagrega en 8 grandes ramas industriales; todo ello en consideración al total de locales de cada jurisdicción.




Actualización 2010 patrocinada por:
Ver sitio de la Agencia de Protección Ambiental

bajar el Calendario 2010

Este atlas se encuentra en permanente actualización, cualquier sugerencia contáctenos. Fecha de última modificación 31/12/2010.
| Términos y condiciones de uso | Política de Privacidad | Copyright © 2004-2009 Atlas Ambiental de Buenos Aires

Premios Matear 2007

Reconocimiento Pre Mate.ar de la Región Pampeana 2007
Estado e Información Pública
Premios Matear 2007
Premio SCA-CPAU
XII BIenal de Arquitectura Argentina - 2008